Navigate / search

Ferrara, la ciudad de las bicicletas

“Dicen que Ferrara es súper chula” dijo Ignacio de camino a la estación de tren de Bologna. Antes del viaje, había visto en Google algunas fotos de cada sitio que íbamos a visitar, y la verdad es que Ferrara pintaba muy bien. Es cierto también que tenía mis dudas sobre si me iba a sorprender tanto como Modena o la misma Bologna que estábamos apunto de dejar, pero si hay algo que caracteriza Italia es que cualquier rincón inesperado es capaz de crear cierta curiosidad en tu interior.

Nada más llegar a Ferrara supe que aquel lugar era diferente. Una ciudad cargada de personalidad propia, tanto que tienen hasta su propio pan, conocido como Coppia Ferrarese.

Seguir leyendo…

Madeira, la isla bonita

Me encantan los destinos donde a los fotógrafos nos lo ponen un poco más fácil. Madeira es uno de ellos. Y no me refiero solo a sus espectaculares paisajes volcánicos y acantilados de vértigo. Para apreciar esta isla, siempre es de gran ayuda saber de miradores desde donde contemplar su perfil bueno. Otra cosa no se, pero los miradores de Madeira no tienen nada que envidiar a los de ningún otro destino. ¡Ninguno!

De modo que a continuación, te hago una lista de los que pudimos ver nosotros y en especial, los que más me gustaron desde el punto de vista fotográfico. Empezamos.

Seguir leyendo…

Madeira desde los ojos de Instagram

Ya estoy de vuelta otra vez, después de una fantástica semana en una pequeña isla portuguesa rodeada de las aguas del océano Atlántico. Sí, te estoy hablando de Madeira, y por fin puedo decir que he estado en Portugal por primera vez (ya era hora, lo sé, me pasó lo mismo con Italia. ¡No tengo perdón!).

Pues bien, he tenido el placer de viajar a Madeira con amigos estupendos: Ignacio, Cristina, Inés, Isaac y Guille. Risas no han faltado (para variar), y paisajes que nos dejaron con la boca abierta tampoco.

En los próximos post te iré desvelando todo lo que hemos descubierto en esta pequeña isla que está cargada de sorpresas inesperadas, empezando desde su curioso aeropuerto, sus playas, atardeceres, levadas, y hasta los acantilados de vértigo que recorren prácticamente todo el perímetro de la isla.

No te dejará indiferente, así que no te los pierdas. Mientras tanto, y como de costumbre, te dejo ojeando una pequeña colección de fotos que he ido compartiendo durante el viaje, y así veas, cómo es Madeira desde los ojos de Instagram:

¿Te han gustado las fotos y quieres ver más? ¡Sígueme en Instagram! Me encontrarás como @ainaraga

Relatos de otros viajeros #postamigo

Viaja en mi mochila – Madeira, una isla volcánica en el Atlántico resumida en 12 imágenes

Bologna, la ciudad que siempre querré volver

Es difícil definir el estilo de Bologna, ya que te encuentras a todo tipo de personas allí. Empezando desde gente elegante cruzando los arcos que hay por toda la ciudad como en Módena, hasta jóvenes haciendo un lipdup en la Piazza Santo Stefano. Es como si Bologna guardara algún rincón para cada persona, encajando a cada una como si de la pieza de un enorme puzzle se tratara. Todo tipo de gente con diferentes gustos, culturas, colores y forma de ser conviven mezclados, sin perder la personalidad de cada uno. Así es Bologna, una ciudad muy diversa donde también me animé a buscar mi hueco en ella en esas 48h que nos esperaban en la capital de Emilia Romagna.

Llegamos un viernes al mediodía, después de comer. Teníamos toda la tarde libre hasta cenar, de modo que cogí un mapa en la recepción del hotel, y me lancé a caminar por sus calles, sin saber muy bien a dónde ir y sin cámara de fotos. Sí, sin cámara. A veces me gusta sentir el placer de observar sin la obligación de hacerlo a través del visor pensando encuadres cuando algo me llama la atención. Perderte en la muchedumbre de las calles de Bologna sin la mochila de 10kg es gratificante. Bueno, un rato. Porque ya me encargué de volver a por ella y a por el trípode al hotel para llegar a tiempo a la hora azul, donde quise presenciarla en aquella Piazza Maggiore que tan interesante me pareció a primera vista.

Seguir leyendo…

La mejor pasta a la bolognesa de mi vida

Fue en Bologna (obviamente), nuestro segundo día en la ciudad. Después de recorrer sus calles por sus históricos rincones como la antigua universidad y la Piazza Maggiore, había que reponer fuerzas. Para ello, nos dirigimos a la Osteria Del Cappello que se encuentra en pleno centro, uno de los mejores restaurantes de Bologna en mi opinión, y verás por qué.

Su acogedora decoración ya de primeras te anima a entrar dentro del establecimiento. Nos sentamos en una mesa, y mientras esperábamos la comida nos dimos cuenta que el posa platos eran un juego de mesa. Muy bien pensado para entretener un poco el cerebro que no paraba de enviar señales al estómago diciéndole lo bien que olía ese aroma a comida recién hecha que salía desde la cocina. Original y práctico.

Seguir leyendo…

Módena, una ciudad elegante y lujosa con tradiciones macabras

“En Módena la gente se viste elegante. En Bologna en cambio da igual cómo vas, cada uno tiene su estilo” me contaba Silvia, nuestra guía.

Llegamos a Módena después de 4 días recorriendo Emilia Romagna. De primeras me pareció preciosa. Silvia tenía razón, la gente que paseaba por la calle no parecía haberse vestido con lo primero que encontraron en el armario. Hay una elegancia que va acorde con sus calles, sus edificios, su ambiente. Módena es elegante de por sí. Y sus habitantes se han hecho a ella, como es, a su estilo.

Seguir leyendo…

El paraíso del queso

Si amigos, el paraíso del queso existe, literalmente.

Lo encontramos en Parma, a pocos kilómetros de la ciudad. Era nuestro tercer día viajando en Italia, y el segundo que nos pegábamos un buen madrugón. Pero el que algo quiere, algo le cuesta, y hay sitios que solo puedes visitar a ciertas horas del día, como por ejemplo la fábrica donde producen el auténtico queso parmesano, o como se dice en Italia, Parmigiano Reggiano.

Seguir leyendo…

Busseto, el pueblo de Verdi

Llegamos a Busseto un bonito martes por la mañana, extrañados por el solazo que nos daba los buenos días después de una jornada gris y lluviosa el día anterior en Piacenza.

No sabíamos lo que nos esperaba hasta pasar por los dos arcos que se encuentran a un lateral del teatro. Por cada paso que dábamos aquel marco iba ampliándose y ampliándose, hasta quedarse fuera de nuestro campo de visión, mostrándonos la animada plaza del pueblo natal de Giuseppe Verdi, el famoso compositor italiano.

Seguir leyendo…

Italia desde los ojos de Instagram

Por fin, por fin, poooor fiiiin me he quitado la espinita de viajar a Italia. Pues sí amigo, hasta hace un par de semanas era un país desconocido para mí, no me preguntes por qué. Mi teoría es la de siempre: muchas veces dejamos en segundo plano países cercanos “porque podemos ir cualquier fin de semana” y damos preferencia a otros que están en el otro extremo del mundo, porque “tal vez en otra ocasión no sea posible”.

Con Italia me ha pasado eso. La cantidad de tiempo que llevamos diciendo que queremos ir a Roma, a los pueblecillos coloridos de Cinque Terre, Florencia, incluso a la romántica Venecia. Nada. Italia siempre de segundo plato. Hasta que de pronto, surgió el viaje.

Seguir leyendo…