Bologna, la ciudad que siempre querré volver

Es difícil definir el estilo de Bologna, ya que te encuentras a todo tipo de personas allí. Empezando desde gente elegante cruzando los arcos que hay por toda la ciudad como en Módena, hasta jóvenes haciendo un lipdup en la Piazza Santo Stefano. Es como si Bologna guardara algún rincón para cada persona, encajando a cada una como si de la pieza de un enorme puzzle se tratara. Todo tipo de gente con diferentes gustos, culturas, colores y forma de ser conviven mezclados, sin perder la personalidad de cada uno. Así es Bologna, una ciudad muy diversa donde también me animé a buscar mi hueco en ella en esas 48h que nos esperaban en la capital de Emilia Romagna.

 

Piazza Maggiore, Bologna

 

Primera toma de contacto por las calles de Bologna

 

Llegamos un viernes al mediodía, después de comer. Teníamos toda la tarde libre hasta cenar, de modo que cogí un mapa en la recepción del hotel, y me lancé a caminar por sus calles, sin saber muy bien a dónde ir y sin cámara de fotos. Sí, sin cámara. A veces me gusta sentir el placer de observar sin la obligación de hacerlo a través del visor pensando encuadres cuando algo me llama la atención. Perderte en la muchedumbre de las calles de Bologna sin la mochila de 10kg es gratificante. Bueno, un rato. Porque ya me encargué de volver a por ella y a por el trípode al hotel para llegar a tiempo a la hora azul, donde quise presenciarla en aquella Piazza Maggiore que tan interesante me pareció a primera vista.

 

Es incontable la cantidad de gente que pasa por esta plaza. Me podría pasar un día entero sin moverme de allí, observando y fotografiando a personas, situaciones, encuentros, pequeños momentos, breves historias… Pero no disponía de tanto tiempo, de modo que para recordar siempre aquel cruce de personas haciendo su día a día compartiendo lugar con turistas, parejas que se enamoran, amigos que están de viaje, alumnos que salen de la universidad, etc… decidí hacer un breve timelapse de la Piazza Maggiore de Bologna.

 

 

Descubriendo la gastronomía de Bologna

 

Llegó la noche y la hora de reunirme con Ignacio, Adri y Guille para cenar. Silvia nos recomendó algunos lugares donde comer una buena pizza italiana, de modo que caminamos hasta llegar a uno de ellos que me olvidé anotar el nombre (¡error! 🙁 ). Sí que tiene éxito el sitio, estaba a tope. Por suerte, encontramos mesa, nos sentamos y pedimos una pizza para cada uno. Una enooorme pizza. No sé ni lo que pedí, con eso de que te dan una carta escrita en italiano con tropecientas pizzas para elegir, al final terminas eligiendo un poco a boleo.

 

Pizza Italiana en Bologna

 

Tal vez mis expectativas eran muy altas, pero aquella primera pizza italiana me decepcionó un poco. Me esperaba algo más, no sé. Estaba buena pero, ¿esa era la auténtica pizza italiana? Sinceramente, las he probado mejores. Pero bueno, es evidente que el sitio triunfa y eso debe ser por algo, de modo que tal vez no supe elegir. O sí. No sé.

 

Bologna

 

Era viernes por la noche y en las calles de Bologna había un ambientazo que daban ganas de salir de fiesta. No lo hicimos, pero sí que fuimos a tomar algunas cervezas en un par de bares en plan tranquilos. Primero estuvimos en uno que parecía una casa, y después fuimos a otro que se llama Swinebar, a pocos metros del hotel donde nos hospedábamos, súper acogedor: con sofás, buena música y ambiente tranquilo. Eso sí, ¡es carísimo! Una cerveza pequeña nos costó 5€ y la caña está a 7€. Pero bueno, la verdad es que mereció la pena, es un bar donde te sientes muy agusto por todo el buen rollo que transmite.

 

Al día siguiente seguí con la búsqueda de mi rincón favorito en Bologna. Dedicamos la mañana a recorrer todo el centro: la Basílica san Domenico, Piazza Galvani, la antigua Universidad, il colleggio di Espagna, Palazzo Dacuso… hasta volver a terminar de nuevo en la Piazza Maggiore. Tiene algo esta plaza que te atrapa. Parece que todos terminan allí, esta vez también estaba repleta de gente.

 

Bologna

 

Para mi sorpresa, en esta ocasión pudimos verla desde otro ángulo, aún más atractivo. Desde lo alto de la Basílica de San Petronio.

 

Piazza Maggiore, Bologna

 

Qué gozada ver todo el centro de Bologna desde allí arriba, pero seguro que es más espectacular aún hacerlo desde la Torre Asinelli. Eso había que verlo, así que ya teníamos plan para la tarde.

 

Después de reponer fuerzas en la Osteria del Cappello con el mejor plato de pasta a la bolognesa que he comido en mi vida, fuimos a buscar el trípode al hotel con la intención de subir los 498 escalones de la Torre Asinelli, y así, fotografiar una panorámica de Bologna al atardecer. Mala suerte la que tuvimos, ya que cierran hacia las 17:00 el acceso y nosotros llegamos allí hacia las 17:15 con toda la ilusión del mundo. Ooooohhh ¡¡¡qué pena!!! Era nuestra última tarde en Bologna y nos lo perdimos. Bueno, dicen que siempre hay que dejar excusas para volver a una ciudad, por no hablar de las agujetas del día siguiente que nos ahorramos. De modo que, visto así, tampoco nos salió tan mal la jugada. De todas formas, por todos los rincones pendientes que me quedaron, Bologna será la ciudad que siempre querré volver.

 

Bologna

 

Mi rincón fotogénico preferido en Bologna

 

Ya que estábamos allí, había que buscar un plan alternativo. Ignacio se fue al Mirador San Michele in Bosco, y yo aún no lo tenía decidido. Faltaba media hora aproximadamente para la hora azul y me acordé de las vistas que había desde San Petronio a la Piazza Maggiore. “¿Y si hago la misma foto de esta mañana a la hora azul?” pensé. Me autoconvencí diciéndome “siempre es bueno volver a los sitios con diferente luz”. Y esta vez, no me equivoqué. Fue en el mirador de San Petronio donde me di cuenta que el hueco que había reservado Bologna para mi, se encontraba en la Piazza Maggiore.

 

Piazza Maggiore, Bologna

 

 

¿Quieres aprender a hacer fotos como las de EL MUNDO A TRAVÉS DE UN VISOR? Echa un vistazo a la sección de cursos de fotografía y te ayudaré a sacarle el máximo partido a tu cámara de fotos.
 OFERTA para los lectores de EL MUNDO A TRAVÉS DE UN VISOR: Recuerda la importancia de viajar con seguro de viaje. Por ser lector de este blog tienes un 5% de descuento en tu Seguro de Viajes IATI. ¡Buen viaje y a disfrutar de Italia!
6 Comentarios
  1. gracias por compartir este interesante artículo, buenas fotos

  2. casas rurales en la rioja

    ¡Muy practico! Razonables hechos. Manten este espiritu es un blog fantastico. Tengo que leer màs posts como este. Saludos

  3. Sandra 3 años

    Bolonia también es una de mis ciudades favoritas de Italia, y una gran desconocida que suele pasar desapercibida. A finales de mes tengo planeada allí una escapada así es que tu artículo me viene genial como inspiración para hacer fotos.

    • Autor
      Ainara Garcia 3 años

      ¿Te vas a Bologna Sandra? Uaaaa qué envidia!!! Cómete un buen plato de tagliatelle a la bolognesa de mi parte! 😉

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

El mundo a través de un visor ©2017 · Diseño y desarrollo GlopDesign  ·  Política de privacidad  ·  Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?