El equipo fotográfico para viajar que mejoró mi salud

He pasado años cometiendo el mismo error. Al principio no lo veía como tal, pero mi equipo fotográfico para viajar fue la razón de unos importantes problemas de espalda que me costó caro solucionar.

 

Equipo fotográfico para viajar

 

Los fotógrafos viajeros y los dolores de espalda van unidos de la mano. Antes o después, casi todos terminamos tumbados boca abajo en la camilla del masajista maldiciendo el día en el que se nos ocurrió cargar la espalda con la réflex, objetivos, trípode, y decenas de “por si acasos” que no utilizamos para nada.

 

Fotógrafa viajera

Esta foto me la hizo Eduardo Blanco en la Selva de Irati

Pero de los errores se aprende. O se debería. Yo era incapaz de viajar sin meter todo, absolutamente todo, en mi mochila fotográfica. Excedía fácilmente los 10kg. Y así todos los días. Así me fue…

 

El día en el que salí de la última sesión con el masajista sin sentir apenas mejorías, me di cuenta que tenía que hacer cambios de forma urgente en mi equipo fotográfico para viajar. Se acabó eso de castigar mi espalda. No quería seguir sintiendo esos dolores como consecuencia de practicar lo que más me apasiona: hacer fotos y viajar.

 

A día de hoy, puedo decir que mi espalda ya está recuperada completamente y yo también me siento muchísimo mejor cuando viajo con mi cámara de fotos.

 

No le deseo a nadie que pase por ese sufrimiento, así que hoy te quiero hablar de las medidas que tomé para seguir viajando y haciendo fotos sin perjudicar a mi salud.

 

Tómatelo enserio, porque más importante que hacer fotos, es tu propia salud.

 

  • Olvídate de los “por si acasos”. Este fue sin duda el mayor error de todos que cometía. No era capaz de viajar sin coger todo. Siempre pensaba “¿y si veo un edificio que quedaría bien con el ojo de pez?”, “¿y si me da por hacer algo creativo con el flash?”. Finalmente, nunca los usaba. Empieza por dejar fuera todas las cosas que no sabes seguro si las vas a usar. Aprende a trabajar con el equipo que tienes. Todo lo demás, sobra.

 

  • Lleva ropa y zapatillas cómodas. Sobre todo zapatillas. ¿Sabes que muchos de los problemas de espalda vienen a raíz de no usar el calzado adecuado? No solo eso, cuanto más cómodo sea el calzado, menos te cansarás, más caminarás, y más tiempo pasarás haciendo fotos. Es lo que quieres, ¿no?

 

  • Duerme en colchón duro y con almohada viscoelástica. Me encantaba dormir en colchones blanditos. Y no te voy a mentir, las primeras dos semanas que cambié de colchón, no dormí. Fue horrible, pero mereció la pena el cambio. A partir de la tercera semana empecé a sentir mi espalda mucho más suelta y con menos dolores. Fue un acierto. Ahora que ya ha pasado año y medio, soy incapaz de dormir en un colchón blando. Las almohadas viscoelásticas también han sido un descubrimiento para mi. Se amoldan a tu cuello y las cervicales que las tenía fatal por el peso de la mochila ahora las tengo bien, sin tirones ni molestias.

 

Playa San Juan del Sur

 

  • Haz deporte. Correr como mínimo media hora al día o cada dos días es un buen comienzo. El cuerpo se fortalece y se prepara para cuando tienes que llevar peso. Hacer unos ejercicios para fortalecer la espalda, brazos y cervicales en el gimnasio también me ayudaron a mejorar mi salud en cuestión de semanas.

 

  • Siéntate recto cuando estés editando en el ordenador. De nada te va a servir todo lo anterior si después te pasas horas delante del ordenador con una mala postura. Espalda recta, haz estiramientos cada cierto tiempo y suficiente.

 

Equipo fotográfico para viajar

 

Como decía al principio, mi equipo fotográfico ha sido lo que más me ha afectado en la espalda, así que a día de hoy, preparo mi mochila teniendo en cuenta lo siguiente:

 

Equipo fotográfico obligatorio

 

  • Cámara réflex. Cuanto más ligera y discreta mejor. No por llevar una cámara enorme vas a hacer mejores fotos. Es decir, si no entrenas tu visión para detectar buenos encuadres, una cámara de miles de euros no lo verá por ti.

 

  • Un objetivo. Es lo que más me cuesta, ya que siempre he llevado todos los objetivos que tengo. Sin embargo, puestos a elegir me quedo con el más angular, ya que mis fotos suelen ser bastante panorámicas. Depende de tu estilo fotográfico deberás escoger uno u otro.

 

  • Correa de neopreno. Parece una chorrada, pero no lo es. Una correa de neopreno amortigua el peso de la cámara cuando la cuelgas en el cuello tal y como te comenté aquí.

 

  • Mochila. Es mejor que la bolsa, porque repartes el peso.

 

 

Equipo fotográfico para viajar

Esta foto me la hizo Rebeca Rodriguez en Praga

 

Equipo fotográfico opcional

 

  • Trípode. Dependiendo de las fotos que vayas a hacer puedes incluirlo en la lista de obligatorios, pero no siempre.

 

  • Portátil. Te sirve también para ir haciendo copias de seguridad y adelantando la edición mientras viajas. Pero no es obligatorio, y también es un peso extra. Aunque te admito que yo a día de hoy aún soy incapaz de viajar sin él.

 

  • Filtros. Ayudan a mejorar la luz de las fotos así que son un buen complemento. Al igual que el trípode, depende de las fotos que vayas a hacer también se pueden incluir en la lista de obligatorios.

 

Mi equipo fotográfico para viajar

 

He hecho muchos cambios estos últimos años. Sigo manteniendo unos y he sustituido otros. A día de hoy, viajo con esto:

 

Equipo fotográfico para viajar

Esta foto me la hizo Rebeca Rodriguez en Praga

Cámara de fotos

 

Canon 7D. No sé hasta cuándo seguiré viajando con ella, porque ya tiene unos añitos pero me da pena cambiarla. Es la cámara con la que he hecho algunas de mis mejores fotos y apenas me ha dado errores. Crucemos dedos para que siga así. De todos modos, el día en la que la sustituya intentaré buscar otra que sea más ligera, como una mirrorless por ejemplo, porque me hablan maravillas de ellas.

 

Objetivos

 

 Canon 17-40mm f/4L. Es el que más uso, el que forma parte de mi equipo imprescindible.

 Canon 50mm f/1.8. Estoy enamorada de este objetivo que cuesta menos de 100€ y tiene una calidad brutal a la hora de hacer retratos.

 Canon 70-200mm f/4L. El más prescindible de los tres. Lo llevo a casi todos los viajes, pero he empezado a dejarlo en la maleta porque pesa demasiado para mi gusto y no lo uso tanto.

 

Me gustaría sustituir estos tres objetivos por el Canon 24-70mm f/2.8L junto a una cámara full frame. Creo que para el tipo de fotos que hago ahora mismo sería mi equipo ideal.

 

 

Mochila

 

Vanguard Sedona 51BK. Estoy súper contenta con ella, la he llevado a Italia, Holanda y Praga, y también se vendrá conmigo en los próximos viajes. Una de las cosas que más me gusta y se me olvidó comentar en el vídeo que hice sobre su review, es que puedes sujetarla en la cintura para que te descanse la lumbar. Muy importante para evitarte problemas de peso en las cervicales.

 

Trípode

 

Vanguard VEO 235AB. Es mi segundo amor después del 50mm. Hasta ahora el problema de viajar con trípode, aparte del peso, era el espacio que me ocupaba. No me quedaba otra que facturar la maleta porque en el de mano no me cabía.

 

Hace un año me compré el Benro A-069 del que me arrepiento un montón. Es pequeño y me cabe en el equipaje de mano. Pero es demasiado ligero y a la hora de hacer fotos de exposición lenta con la réflex se mueve, y me quedan las fotos movidas.

 

Me hacía falta un trípode de ese tamaño pero que pesara un poco más para que fuera más estable. Así que el VEO 235AB ha sido todo un descubrimiento para mi. Pequeño y robusto. Sin que pese demasiado. Es una delicia para viajar, es el que utilicé para hacer las fotos de Praga.

 

Equipo fotográfico para viajar

 

Por último, comentarte que no suelo llevar flash porque me gusta trabajar con luz natural. Prefiero llevar trípode.

 

Como ves, de los errores se aprende y a día de hoy, aunque aún hay cosillas que debo cambiar, cada vez mi espalda está más contenta con el equipo fotográfico para viajar que he escogido.

 

Cuéntame, ¿tú también eres de los que llevan la casa a cuestas o viajas con lo justo?

 

34 Comentarios
  1. Amadeo Megías 2 años

    Cada cual sabe lo que le va mejor, así que no te voy a dar consejos, sólo un par de comentarios:
    – Para mí, un disco duro es necesario, dado que el portátil hace tiempo que no lo llevo, aunque sí una tablet. Lo complemento con un lector de tarjetas muy ligero. Pero el disco duro tiene que ser con alimentación externa. Llevo muchos años usándolos en mi vida profesional, como ingeniero, y los que se conectan sólo por USB se suelen bloquear con facilidad. A veces se recuperan y otras (la mayoría) no.
    – Como objetivo todo terreno, siempre llevo al menos uno que es poco conocido: mi Tamron SP AF 28-75mm F2.8 macro, para cámaras FF (uso la Nikon D610), con muy buen precio para sus prestaciones.
    Enhorabuena por tu blog. Yo soy bastante vago para escribir mucho.
    Saludos,
    Amadeo

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Amadeo,

      Me apunto lo de la tablet porque puede ser una buena alternativa al portátil. Yo uso discos duros USB solo para viajar, los de casa son con alimentación porque como tú bien dices, son mucho más fiables.

      No he probado tu objetivo, pero lo miraré. Sigma también tiene unos objetivos bastante majos y más económicos.

      Muchas gracias por tu comentario Amadeo, te animo a que me escribas en más ocasiones porque me ha parecido muy interesante lo que me has dicho.

      Qué tengas un buen día.

  2. Yo he dejado en casa el portatil por el mismo motivo. Ahora llevo una tablet de 8″ y un disco duro de 2’5″ y 1tb de memoria Western digital Wireless, en el que con insertar la SD, o via wifi de la cámara, ya me copia las fotos. Uso una Fuji X-E2 con la que estoy encantado.

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Vaya, el segundo que me dice lo de la tablet. Tendré que planteármelo seriamente, y lo de la cámara con wifi es una muy buena idea también. Sigo tomando nota.

      Muchas gracias Més.

  3. DinkyViajeros 2 años

    Nosotros nunca hemos llevado el portátil tampoco, siempre el iPad… 😉

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Madre mía, mi querido portátil está perdiendo puntos por todas partes… 😛 Gracias por vuestro aporte, lo tendré en cuenta.

  4. Bernat Nacente 2 años

    No puedo yo eso. Reducir sí, pero los “por si acaso”. He salvado situaciones por los por si acaso realmente. Espero que te vaya bien así 😉

  5. Bernat Nacente 2 años

    Me he equivocado de post… quería decir que o se va sin trípode ni back-ups. A mano, i si se pierden fotos (que por suerte es muy poco común) se repiten o la vida es larga para volver al sitio.
    Por experiencia personal, si algun sitio vale la pena se vuelve (como los toriis de Fushimi Inari en Kyoto)

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Bernat, el hecho de llevar trípode depende del tipo de fotos que vas a hacer. Pero los back ups son realmente necesarios. Es poco común sí, pero ocurre. A mi me ocurrió y no veas lo mal que lo pasé después. Además, hay fotos que no se pueden repetir aunque vuelvas, porque hay instantes y situaciones que tan solo pasan una vez.

  6. Valentina 2 años

    Hola Ainara, te descubrí hoy a través de Antonio G. de Inteligencia Viajera! Sólo te digo que ya tengo tu blog en mi feedly y no te voy a perder la pista. Muchísimas gracias por estos consejos, porque cada vez que salgo de escapada o viaje es una tortura. No soy profesional, pero me encanta llevarme a casa los recuerdos de la mejor forma posible, y me encanta mejorar mi habilidad fotográfica.
    Concuerdo contigo sobre el 50mm, estoy perdidamente enamorada de este objetivo super sencillo y básico. Además tengo otros dos objetivos: el 18-55mm que venía de serie con mi Canon 450D y un Sigma 18-200mm. Sinceramente últimamente he pensado en vender el Sigma, porque es tan pesado y tampoco veo que me aporte algo especial. Con el 18-55 tengo más que suficiente. Soy de las que no ama del todo a los teleobjetivos. ¿Que opinas tu?
    Un placer conocerte, estamos en contacto! 😉

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Valentina, qué bien tenerte por aquí, bienvenida 🙂

      Pues si eres una enamorada como yo con el 50mm el video/post que tengo preparado para dentro de unas semanas te va ha gustar.

      Los teleobjetivos me gustan, peeero cada vez los veo más prescindibles. Más aún desde que está el 50mm en mi mochila 😛 Antes usaba el tele sobre todo para conseguir el efecto del fondo desenfocado pero ya no me hace falta cargar con él para conseguirlo…

      Así que intento evitar llevarlo siempre que pueda.

      Un abrazo y espero verte más veces por aquí, gracias por tu comentario 🙂

  7. Valentina 2 años

    Hola Ainara, acabas de confirmar la razón de todas mis dudas sobre los teleobjetivos. Teniendo un 50mm no sirven para gran cosa. De hecho lo que a mi me hace falta cuando estoy de viaje, a parte el 50mm es otro objetivo que me de más ángulo para las fotos panorámicas. Por ello ya he decidido que me llevaré en mis próximas vacaciones: el 18-55 y el 50mm. Iré más ligera y estaré igual de feliz con mis fotos! Gracias por tus consejos… y deseando estoy de ver tu post/video sobre los 50mm!!!!!

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Pues me parece que has hecho una buena elección Valentina, a la vuelta ya me cuentas 😉 ¡Un beso!

  8. Maru 2 años

    Hola Ainara, creo que todos los que tenemos el 50mm nos enamoramos perdidos de él!! Pero a mi me sigue gustando mucho mi sigma 70-300mm ,pero es cierto que ya lo estoy dejando en casa aunque siempre me arrepiento. Mi gran problema es que me he comprado un Sigma 10-20 mm y no consigo engancharme con él. Es mi objetivo más cara pero siempre se queda en la mochila, y termino usando el de 50 o el 18-55 que vino con mi cámara. Estaba mirando algún todo terreno no muy caro 18-200 o algo así, no sé si puedes recomendarme alguno .
    Tengo el mismo 50 que tú y además es súper liviano!! Otra de sus grandes ventajas!!

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Maru, no eres la primera persona que me dice que el 10-20 de Sigma no le acaba de convencer. Yo estuve a punto de comprarlo hace unos años pero más de un amigo fotógrafo no me lo recomendó y al final no lo cogí. Por lo visto hice bien 🙂

      Cuidado con los todoterreno, cuanta más diferencia de distancia focal tienden a perder calidad (o eso dicen al menos). Yo optaría más por un 24-105 o algo así. Aunque para ello lo ideal es tener un fullframe. ¿Qué cámara tienes?

  9. Maru 2 años

    Gracias Ainara, es lo que había leído de los todos terrenos. Yo soy aficionada y la verdad es que a pesar de ya hace 4 años que tengo mi Canon EOS 1100D, me he puesto las pilas éste año y estoy de cursillos online y leyendo todo lo que encuentro como éste blog para mejorar (me gustaría dedicarme más y hacer algo más oficial pero no tengo tiempo ), en fin, de full frame ni en planes, jeee. También vivo en Donosti y me estoy leyendo todos tus post para ver si consigo fotografiar decentemente los fuegos éste año (si llego despierta, jaja, llevo una racha de mucho trabajo). Me encantan tus fotos y ahora eres mi referente, permiteme que intente copiarte!!! jajaja, tanquila , que me falta muchísimoooo.
    Me gusta tu trípode , tengo pendiente mirarmelo.

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Maru, pues para hacer fotos de los fuegos en Donosti el mejor sitio (y más cómodo en mi opinión) es desde el monte Urgull. Eso sí, vete para las 21:00 a coger sitio como muy tarde. Llévate un bocata y a esperar, merece la pena 😉 Ya me contarás si consigues hacer algo ¿ok?

      Muxu bat!

  10. jader javier 2 años

    hola, ainara. muy buen comentario, yo uso mucho lente grande y pesado, y mi espalda ya no esta para esto, voy a ir cambiando por lente mas pequeño, saludes desde costa rica. y muchas bendiciones en tus viajes..

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Muchas gracias Javier, ya me irás contando los cambios que realizas en tu mochila fotográfica 😉

  11. Mónica 2 años

    Hola, Ainara, saludos de una aficionada de Bilbao que te conoció a través de El Guisante Verde (te sigo en Facebook, desde tu viaje a Noruega). Comparto mi equipo, porque mencionas las mirrorless, a ver si aporto información útil. Yo tengo la Olympus EM1, ultraconfigurable, sellada. Deberías probarla, yo estoy muy contenta con ella. No sólo la cámara pesa menos (497 grs incluidas la batería y la tarjeta de memoria), también las lentes micro cuatro tercios. Yo suelo llevar el 12-40 PRO (una maravilla en nitidez, sellado, equivalente a un 24-80 en 35mm, y que pesa 382 grs), el 75-300 II (equivalente a un 150-600 en una cámara de 35mm, es un tele discreto, nada especial, pero que me vale de sobra, y con el que estoy muy contenta, pesa 423 grs). A veces, no siempre, llevo un macro o un prime, que son enanos. Y los filtros (tres ND degradados, un polar y el big stopper. El sistema Lee Seven5 para las micro cuatro tercios es más pequeño, y más barato) Veo que tienes un mac pro. Si te resistes a dejar el ordenador en casa, los mac pro nuevos son mucho, pero mucho más ligeros (están adoptando la forma del Mac Air). Yo ando con un Mac Air de 11 pulgadas que pesa un kilo (los nuevos mac pro de 13 pulgadas pesan poco más, 1kg 300 grs) y no vuelvo atrás, precisamente por el tema del peso. Una maravilla. Por fin potátil significa eso, portátil. La mochila, La Lowepro Hatchback 16L AW pesa muy poco (no llega a un kilo), no tiene refuerzo lumbar, pero sí que tiene tiras que se ajustan en las lumbares y el pecho. Disco duro: yo ahora uso el Seagate Backup Plus Slim de 2 TB. Su peso es inapreciable. El trípode, uso el Manfrotto Compact Action Aluminium, que pesa 1 kilo y 100 gramos (no resiste tanto peso como el que mencionas aquí, pero con la Oly me va bien, no necesito más. En total, para viajes de diario, (no suelo llevar el portátil, ni discos duros, a veces ni siquiera el trípode), la mochila suele pesar, como mucho unos 2-3kg. Con el portátil, disco duro, trípode, pues se me pone en 4, como máximo 5. A veces llevo el Gorilla para DSLR en lugar del Manfrotto. A veces, eso también es una solución parcial. Saludos, y gracias por tu blog.

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Mónica,

      Madre mía qué cantidad de ideas en un solo comentario, ¡muchas gracias! La Olympus no la he probado así que a ver si tengo la ocasión pronto y ya te diré lo que me parece 😉

      Te mando un abrazo.

  12. Verónica 2 años

    Gracias Ainara por tus consejos!

    Acabo de descubrirte 🙂

    Mi cámara es una Canon 700D con el objetivo efs18-135mm macro 0.39m/1.3ft y me gusta mucho para fotografiar de lejos, pero si que noto que fotos de cerca a las manos (tengo un blog de nail art) o a cosas pequeñas, no tiene la calidad la foto que me gustaría.

    En su día me aconsejaron que me comprase el de 18-50mm para ese tipo de fotos de cerca, pero como el mío empezaba en 18, dije buah pues actuará igual…

    Como comentas que va muy bien para retratos el de 50mm, para el tipo de fotos que te digo, ¿iría bien para el tipo de foto que quiero hacer? o no notaría gran diferencia?.

    Por que si me puedo apañar con algún truco con el de 18-135mm así no tengo mas trastos…. jijiji

    Un besazo!!

    Me quedo por aquí 😉

  13. Verónica 2 años

    Muchas gracias Ainara!! que rápida en responder!!

    Me pondré manos a la obra 😉

    Besos!!

  14. Imanol 2 años

    Mi equipo suele depender del medio de transporte con el que me desplaze al lugar. las dos opciones voy muy legero por que no me gusta parecer un turista y llevar todo el día la cámara al cuello. Llevo bandoleras que no dicen que llevo una cámara de fotos.

    – En avión: Si tengo que ir de mochileo no facturo equipaje y eso me limita el equipo. Si ya de por si el peso que puedes meter en el equipaje de mano es poco no le puedo meter la reflex con un objetivo por tema de peso y espacio. Para estos viajes prescindo de la refles y me centro más en disfrutar del viaje. Para esta opción mi cámara es una Canon G10 y un mini-tripode. La puedes llevar en cualquier bolso, es muy discreta y tienes controles manuales.
    – En coche: Si me desplazo en coche la cosa cambia y llevo la reflex. He viajado años con el Canon 18-85, pero desde que dejó de funcionar lo he cambiado por el 24-105.

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Kaixo Imanol,

      Claro, el medio de transporte depende mucho. Yo también cuando viajo en coche (y más aún cuando es coche propio y no lo tengo que compartir con más gente), puedo “excederme” y meter todo lo que quepa. Pero claro, cuando hay que viajar en avión o hay que caminar mucho, el tema cambia…

      Eskerrik asko por tu opinión, besarkada bat!

  15. Marcos Bodelon 2 años

    Hola. Pues yo me suelo cargar bastante!
    En mi ultimo viaje, que fue a Oporto me lleve mis dos cuerpos la canon 6D con el 24-70f4 y la canon 70D con el sigma 10-20. Luego me llevo por si acaso un samyang 8mm y el canon 50mm.
    Y el tripode que no falte, manfrotto befree.
    Algun filtro ND y la gopro.
    Me castiga bastante el peso.
    Quizas deberia llevar un cuerpo solo… Pero no se… Me siento mas seguro con dos cuerpos….

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Marcos,

      Por lo que veo aún estás en la fase de los “por si acasos”. Te recomiendo que te deshagas de todo lo que no sepas seguro si lo vas a usar. Cuesta decidirse, y sobre todo dar el paso, pero a la larga ya verás cómo lo agradeces.

      Muchos ánimos y un abrazo.

  16. Marcos 2 años

    Hola ainara tengo el sigma 17-70mmm para arreglar y el 18-55mm de canon estoy pensando en cogerme el 50mm que mencionas he oido maravillas tengo una canon 70d no se con el sensor que es apsc y hay que mutlipicarle el factor de recorte 1.6 me gustaria saber haber si podria estar bien me encanta el estilo de fotos que haces y lo bien que lo redactas efes muy buena fotografa y como blogera y consegera me das mucha envida yo tambien quiero ser como tu viajar por el mundo haciendo fotos unos años por alli otros por alla tener una autocarvana y viajar tambien quiero tener mi mi prpopio laboratorio analogico donde poder revelar mis fotos tener camaras analogicas digitales tener todo apple

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Marcos,

      Yo utilizo el 50mm con la Canon 7D, y también me multiplica x1.6. Pero el efecto es aún mayor y eso me encanta 🙂 Con la 70D te pasará lo mismo.

      Lucha por tus sueños y ya verás como antes o después se cumplen 😉

      Un abrazo.

  17. claudio 2 años

    Hola Ainara, muy bueno tu blog. Llegue a este sitio por este artículo y me encantó tu recomendación de no cargar con el “por si acaso”, seguramente porque soy de los que llevan de más por las dudas y coincido en que la mayoría de las veces no se usa. Es difícil dar con una mochila que permita llevar el equipo fotográfico necesario y además lo necesario para un día en la montaña. La Lowepro PhotoSport 200 es liviana, pero poco espacio para el equipo, la flipside 400 solo equipo tengo una Primus vieja, ideal en espacio pero … pesadísima y ya no me da la espalda. Voy a evaluar bien la que recomendás, pero tengo que estar seguro porque en Argentina no se consigue y tengo que mandarla a pedir. Gracias por compartir tus conocimientos.. Saludos

    • Autor
      Ainara Garcia 2 años

      Hola Claudio, bienvenido. Ojalá puedas conseguir la Sedona 51, yo ya llevo casi un año con ella y sigo encantada. Un abrazo y espero verte más veces por aquí 🙂

  18. José María 10 meses

    Hola Ainara,
    Obsesionado con el peso, yo empecé al revés que tú: con una compacta avanzada muy ligerita, la Lumix Lx 5. Muy bien con ella, pero cada vez que veía una reflex en un escaparate…pues como que se me iban los ojos detrás de ella. Siendo consciente del volumen y peso de estas cámaras para mi gusto tuve una decisión salomónica. Decidí tirar por el camino de en medio y compre una Sony nex a6 con 2 objetivos intercambiables. Volumen y peso crecieron con respecto a la Lumix pero también la flexibilidad del equipo y la calidad.de las fotos.
    Si te sirve de referencia, la mencionada cámara con un objetivo Sigma 30mm y un Sony 55-210 + la bolsa (no mochila) Lowepro Passport Sling + filtro ND y Polarizado, tubos de extensión, batería extra, etc., me pesa 1.725 g. No soy una persona corpulenta (65 kg) pero el peso de la bolsa no me resulta molesto en absoluto al final del día.
    Todo ello a falta del trípode, claro. Y es por ello que he llegado a tu blog. La Lowepro Passport se hace más alta hacia atrás; y ahí, justo ahí, cabe un trípode no muy grande. ¿Quizás el Veo 235? Por ahora es mi favorito.
    Las ventajas que he notado de una bolsa con respecto a una mochila son, por un lado que la inmediatez de acceso a la cámara es total, y por otro que si llevas la bandolera cruzada se te “pega” o adapta al cuerpo haciando su transporte muy cómodo y natural. Además, en sitios conflictivos (metro, autobús en hora punta, almonedas con porcelanas carísimas a punto de caer, etc.) la giras hacia la parte delantera de tu cuerpo para tenerla más controlada y segura. Su desventaja es que solo te carga un hombro, con lo que necesariamente tiene que ser liviana.
    Por último y con respecto a tus dolores de espalda te sugeriría que consideraras seriamente el uso de un escritorio elevado. Este enlace te lo pongo solo a modo de ejemplo: http://www.homedit.com/ikea-standing-desk/. Yo hice el mío poniendo libros debajo de las patas de mi escritorio hasta que encontré la altura adecuada y después le hice unas patas definitivas de madera. Estoy escribiendo desde él y no lo cambio por nada (apoyas codos y “barriga”, y comodísimo, oye). Cuando estás cansado o enfermo un taburete alto es la solución.
    Demos por finalizado el ladrillo esperando que mi comentario te sirva de ayuda como tu blog me ha servido de mucha a mi. Saludos!!!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

El mundo a través de un visor ©2017 · Diseño y desarrollo GlopDesign  ·  Política de privacidad  ·  Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?