Razones para cambiar la correa de la cámara de fotos

La elección de la correa de la cámara de fotos es algo que muchos fotógrafos pasan por alto. Sin embargo, así como cuando compras una cámara u otra, pones un objetivo u otro depende de las fotos que quieres hacer (no es lo mismo fotografiar deportes que paisajes, por ejemplo), también deberías tener en cuenta cuál es la correa más adecuada para tu cámara de fotos.

 

correa de la cámara de fotos

¿Por qué cambiar la correa de la cámara de fotos?

 

Las razones son varias, pero según mi experiencia destacaría dos: para pasar más desapercibido y (sobre todo) para no cargarte tanto las cervicales. Si tienes la costumbre de llevar la réflex colgada por el cuello mucho tiempo sabrás a lo que me refiero.

 

Cuando compramos una nueva cámara dentro del pack viene una correa “por defecto”. Cada marca tiene la suya. En general todas tienen las siguientes características:

 

  • Las correas son bastante llamativas. Las de Canon normalmente tienen una línea roja y los de Nikon letras amarillas. Algunas incluso incluyen el modelo de la cámara.
  • Material rígido. Algunas tienen cuero, otras una especie de tela plastificada… hay de todo.
  • Longitud. Más o menos todas están preparadas para llevar la cámara de fotos colgada del cuello.

 

correa de la cámara de fotos

 

Vemos que la correa que nos trae la cámara cumple sus funciones básicas, pero si te gusta viajar mucho, te interesa saber lo siguiente:

 

Las cámaras de fotos son en muchas ocasiones motivo de robos en algunas partes del mundo. Así que, como fotógrafos viajeros, debemos procurar llamar la menor atención posible.

 

Cómo pasar más desapercibido cambiando la correa de la cámara de fotos

 

Puedes empezar por poner una correa discreta, que sea completamente negra, sin colores ni letras llamativas. ¡Pero ojo! Recuerda también el peso que tienen las cámaras réflex y antes o después las cervicales terminan dándonos el aviso. Para ello, hace unos años compré una correa negra de neopreno para amortiguar el peso de mi cámara de fotos, y es una maravilla. Es mucho más suave cuando la cuelgas del cuello. Además, no son muy caras, en Amazon puedes comprarla en menos de 3€.

 

Pero trasteando en Internet he encontrado otras opciones interesantes también. Hay veces que llevo la cámara colgada del cuello, pero en otras ocasiones se me hace más cómodo enroscar la correa en la muñeca y hacer fotos así. ¿Tu también? Pues mira lo que he visto por ahí. Una correa muñequera negra, muy práctica y discreta por menos de 4€ que pienso pedirme una ahora mismo.

 

Seguro que hay muchas más opciones, y pienso seguir investigando en ello. ¿Conoces más correas de este estilo que recomendarías? O también, ¿añadirías alguna razón más por las que cambiar la correa de la cámara de fotos?

 

8 Comentarios
  1. Ani mendez 3 años

    Mira, en mi experiencia compre una peor de lo que tenía la caja. Una gruesa que me mataba muertecita a las pocas horas! Gracias por compartir los enlaces, yo tengo la de muñeca y me funciona muy bien. Ahora mismo me pido la negra larga.

    • Autor
      Ainara Garcia 3 años

      Espero que esta te guste más Ani, ¡ya me contarás! Un abrazo y bienvenida al blog 😉

  2. SantiMB 3 años

    Yo cambié la “de serie” por una de neopreno porque me dejaba el cuello marcado, pero tras dos años la de neopreno me daba mucho calor y a la larga seguía transmitiendo el peso y balanceo de la cámara a mis cervicales. Por ello acabé comprándome una correa de hombro estilo BlackRapid, y ya puedo llevar la cámara colgada horas y horas que no me entero. Eso sí, la gente me mira raro.

    • Autor
      Ainara Garcia 3 años

      ¡Hola Santi! Más de uno me lo ha recomendado, ¡tendré que probarlo! ¡Muchas gracias por tu recomendación! 😀

  3. SantiMB 3 años

    Es un poco aparatosa pero muy práctica. La correa reposa cómodamente sobre un hombro mientras se cruza hacia el costado opuesto. La cámara se sujeta con un mosquetón deslizante que se rosca en la rosca del trípode, quedando cerca de la mano con que disparas. La correa es totalmente ajustable. Va muy bien para fotografía urbana y para ir de excursión. La cámara queda muy cerca de la mano, y cuando quieres hacer una foto no tienes más que cogerla y disparar. 😉

    • Autor
      Ainara Garcia 3 años

      Pues me parece que lo he visto (cuando has dicho lo de que se enrosca donde el trípode he caído que alguna vez lo he visto). De hecho, creo que hay otros de este estilo que puedes llevar una cámara colgada a cada lado. Será cuestión de ver y probar, pero como dices, para fotografía urbana donde puedes hacer la foto en cualquier instante, puede ser una opción muy interesante.

  4. SantiMB 3 años

    Hay adaptadores que permiten colgar una cámara en la hombrera de una mochila, por lo que puedes llevar hasta dos. Incluso hay otras correas, si se les puede llamar así, que consisten en dos hombreras de mochila sin mochila, donde cuelgas la cámara delante tuyo y hasta unos prismáticos también si haces fotografía de naturaleza. Desde luego hay de todo.

  5. Jose Fernado Carmona Lopez 12 meses

    Yo tengo una con la que menciona Santi,y para mi es una maravilla,ademas de comida la quitas y la pones en segundos.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

El mundo a través de un visor ©2017 · Diseño y desarrollo GlopDesign  ·  Política de privacidad  ·  Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?