El Peine del Viento, donde pasan los años, pero no el tiempo

De niña jugué tirando monedas a sus bufones y ver cómo el fuerte oleaje las devolvía. De adolescente me senté en sus escaleras, pensando en mis cosas, reflexionando sobre las cosas de la vida que me quedan aún por descubrir, y disfrutar del momento mientras la agradable brisa marina me acariciaba el rostro. Cuando me compré mi primera cámara de fotos, fui a desafiar las olas para fotografiar la fuerza con el que lo golpean. Cuando compré mi primer trípode fui un atardecer mucho más calmado, para fotografiarlo con unas bonitas luces. Y hoy vuelvo a sentarme aquí, en las mismas escaleras frente a él, viendo que aunque pasen los años, parece que el tiempo ha parado para siempre. El Peine del Viento sigue igual. Y no sé cómo he tardado tanto en escribir un post sobre uno de los lugares más típicos de Donostia, por no decir “imprescindible”.

 

Peine del Viento

 

El Peine del Viento, una de las esculturas más famosas de Eduardo Chillida

 

Tampoco sé cómo lo hizo Eduardo Chillida pero desde luego, esta escultura que posiblemente sea la más conocida del artista vasco, ha vivido de todo y sigue ahí, como sin nada. Fuerte oleaje, humedad, mal tiempo casi a diario (así es Euskadi), desprendimientos… de todo. Y aún así intacto, elegante y bello.

 

Peine del Viento

 

El Peine del Viento del futuro

 

Me pregunto cómo será el Peine del Viento dentro de un siglo, o dos, o quien sabe cuantos. ¿Seguirá manteniendo su característico color oxidado? ¿Seguirá ahí en primera fila desafiando el mar en sus días más en calma y los más enfadados? No lo sé, pero lo lleva bien.

 

Peine del Viento

 

¿Cuántas otras Ainaras niñas le visitarán tirando moneditas de 5 céntimos para devolvérselas con la fuerza del mar? ¿Cuántos jóvenes vendrán a pensar sobre su cosas y desconectar de sus problemas? ¿Cuántos novios vendrán a pedir la mano a su pareja? ¿Cuántos madrugadores le acompañarán para ver las primeras luces del amanecer? ¿Cuántos fotógrafos lo elegirán como protagonista de sus fotos?

 

Peine del Viento Peine del Viento

 

Da igual cuántos, quienes, de dónde y con quién. Da igual el motivo y el fin. El Peine del Viento tiene sitio para todos. En todo momento. Porque en el Peine del Viento aunque pasan los años, no pasa el tiempo.

¿Quieres aprender a hacer fotos como las de EL MUNDO A TRAVÉS DE UN VISOR? Echa un vistazo a la sección de cursos de fotografía y te ayudaré a sacarle el máximo partido a tu cámara de fotos.

DESCUBRE LOS SECRETOS QUE TU CÁMARA ESCONDE Y CAPTURA FOTOS QUE EMOCIONAN

Únete a la Familia Fotoviajera y recibe nuevas dosis de inspiración y motivación fotográfica para despertar tu creatividad


He leído y acepto la Política de privacidad
2 Comentarios
  1. Arturo 4 años

    Me has transportado al sabor de la infancia. Muy bonito. Gracias por compartirlo. Arturo.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad

*

El mundo a través de un visor ©2019 · Diseño y desarrollo GlopDesign  ·  Política de privacidad  ·  Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?