Un día en Santa Claus Village

Son las 10:30 de la mañana en Santa Claus Village. Está nevando y hace un frio terrible, el termómetro marca -16ºC ¡qué horror! Acerco el coche hacia la zona donde está el cartel de “P” de parking, pero no sé si he aparcado bien o mal, ya que las líneas de los aparcamientos están cubiertas por la nieve.

 

Entro al edificio central y pregunto en el mostrador de información por Aija, la elfa que me dará la acreditación para hacer fotos a Santa Claus y me acompañara durante esta jornada navideña. Todavía no ha llegado, así que aprovecho para mandar algunas postales. Para cuando estoy terminando de escribirlas, llega Aija, y me hace la bienvenida sellándome un papel que certifica que acabo de cruzar la línea del círculo polar. ¡No sabía que te daban un certificado! Pero bueno, me hace ilusión tener algo así de recuerdo.

 

Santa Claus Village

Santa Claus Village y la casa de Papá Noel

 

Salimos del edificio central para acercamos a la casa de Santa Claus, y observo un cartel donde puedo leer “Santa Claus is here”. En todo el poblado se escuchan de fondo canciones navideñas continuamente, hace mucho frio y está nevando.

 

Entramos a la casa de Santa Claus, tiene una decoración que cuida hasta el más mínimo detalle. Nos adentramos por un pasillo oscuro hasta llegar a un enorme reloj que para el tiempo del planeta, de esta forma, Santa Claus puede repartir todos los regalos en tan solo una noche.

 

Santa Claus Village

 

Subimos las escaleras, y en la planta de arriba, hay una pared llena de fotografías de personajes famosos que han venido a visitar a Santa Claus, por nombrar algunos, las Spice Girls, Lordi, y también los personajes de Disney Mickey y Minnie. Al lado, hay unas estanterías donde guarda algunos recuerdos y trucos para llegar a ciertas partes del mundo, como el camuflaje para los renos, que se disfrazan de camellos para repartir regalos a los niños del desierto.

 

Sin darnos cuenta, llegamos hasta la puerta del salón donde se encuentra Santa Claus. Esperamos a que nos de paso.

 

Santa Claus

 Conocer a Santa Claus en persona

 

Nos invita a entrar, y nada más verle le entrego inmediatamente la carta que escribió mi prima de 6 años. Mientras se coloca unas minúsculas gafas ante sus ojos para leerla, aprovecho para hacerle algunas fotos.

 

Santa Claus

 

Me pregunta de donde soy en inglés, pero cuando le digo que vengo de Donostia, en seguida me empieza a hablar en un fluido castellano contándome lo bien que se lo pasó el año pasado de vacaciones en la playa de La Concha. No sé qué pensamiento me bloqueó más, su facilidad de cambiar de idioma a la perfección o imaginarme al mismísimo Santa Claus tomando el sol en la playa donostiarra. Me quedo boquiabierta unos segundos, sorprendida por la cantidad de cosas que sabe, ¡y no se le escapa ni una! Para rematar la mañana me dice que le de recuerdos a Olentzero cuando vuelva a mi tierra. Impresionante.

 

Santa Claus

Los elfos de Santa Claus Village

 

Mientras le comento a Aija lo increíble que me parece que sepa tantas cosas sobre cualquier parte del mundo, nos acercamos al edificio de correos, donde entre 3 o 4 elfos se encargan de recibir y clasificar por países las cartas que los niños envían a Santa Claus.

 

Santa Claus Village

 

Una de ellas es la que mejor conservan, nada más y nada menos que una carta que mide más de 50 metros de largo.

 

Santa Claus Village

 

Hay que ver lo que cunde un día en Santa Claus Village, ¡es como volver a la infancia!

 

Ya es la hora de comer, y me acerco al coche a coger el taper donde he traído la comida. La comida, obviamente, está fría helada. ¿Qué pretendo con estas temperaturas donde el mercurio casi ni se asoma? Para las 16:00  empieza a anochecer, así que espero a que enciendan las luces para tomar algunas instantáneas en la hora azul, que aquí en estas fechas, esta luz tan apreciada por los fotógrafos dura más minutos que en cualquier otro lugar del mundo. ¿Será la magia del circulo polar? ¿O será que Santa Claus me está echando un cable parando su reloj permitiéndome fotografiar su hogar con esta luz tan bonita?

 

Santa Claus Village
Santa Claus
¿Quieres aprender a hacer fotos como las de EL MUNDO A TRAVÉS DE UN VISOR? Echa un vistazo a la sección de cursos de fotografía y te ayudaré a sacarle el máximo partido a tu cámara de fotos.
 OFERTA para los lectores de EL MUNDO A TRAVÉS DE UN VISOR: Recuerda la importancia de viajar con seguro de viaje. Por ser lector de este blog tienes un 5% de descuento en tu Seguro de Viajes IATI. ¡Buen viaje a Finlandia!

DESCUBRE LOS SECRETOS QUE TU CÁMARA ESCONDE Y CAPTURA FOTOS QUE EMOCIONAN

Únete a la Familia Fotoviajera y recibe nuevas dosis de inspiración y motivación fotográfica para despertar tu creatividad


He leído y acepto la Política de privacidad
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de privacidad

*

El mundo a través de un visor ©2018 · Diseño y desarrollo GlopDesign  ·  Política de privacidad  ·  Aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?